Menú de navegación
El festival de los monos
14 enero2014

Lopburi es una ciudad tailandesa situada a unos 150 kilómetros de la capital, Bangkok, y en la que habitan unos dos mil macacos que se mueven a sus anchas por toda la ciudad y son respetados por sus habitantes, que consideran que traen buena suerte.

Festival de los monos

Monkey Temple: CC BY Sivanelle en Flickr

Lo que si es seguro que atraen los simpáticos monos es al turismo. Por eso y por considerarles descendientes del dios mono Hanuman, los simios son cuidados y alimentados a pesar de que a veces llegan a ser un verdadero incordio: roban toda clase de comida y otros objetos como las gafas, las cámaras de fotos, los teléfonos móviles e incluso las joyas (llegando a arrancar los pendientes y otros adornos) a los turistas.

Cocineros preparando el banquete

Preparing the banquet: CC BY Sivanelle en Flickr

A pesar de ello, los habitantes de Lopburi, en agradecimiento y para fomentar aún más el atractivo turístico de estos traviesos parientes nuestros, todos los meses de noviembre desde 2007 celebran el Festival de los Monos (Monkey Buffet Festival), en el que les agasajan con grandes cantidades de comida preparada por cocineros y primorosamente servida, además de organizar bailes y otras representaciones para entretener a los asistentes, que suelen llegar en gran número desde la capital y otras muchas ciudades del país.

Imagen de cabecera: Lopburi, CC BY Axel Drainville en Flickr

Más información»
Poemas navideños
15 diciembre2013

Letonia es un bonito país situado a orillas del Mar Báltico que desde 2004 pertenece a la Unión Europea. Como ha sucedido en la mayoría de países de esta comunidad, sus tradiciones ancestrales se han ido mezclando con las más modernas además de con las importadas de otras culturas, incluyendo por supuesto las celebraciones navideñas.

Tronco

Tronco © Live Riga

Por esa mezcla de tradiciones, en el solsticio de invierno se sigue haciendo rodar un madero alrededor de las casas para arrastrar todo lo malo y espantar a los malos espíritus, y después se encienden grandes hogueras para quemar esos maderos y con ellos todos los augurios desfavorables. Pero también se decora un enorme árbol en la plaza de la catedral, se organizan mercadillos navideños y otras actividades.

Mercado

Mercado navideño © Live Riga

Igualmente por esa misma fusión, los regalos los sigue repartiendo el 31 de diciembre el Ded Moroz, que significa abuelo congelado y que antiguamente se imaginaba como mago anciano que raptaba a los niños que se portaban mal. Pero este personaje ha ido dulcificándose e identificándose con Santa Claus, y actualmente también hay regalos bajo el árbol el día 24 de diciembre.

Lo más sorprendente de sus costumbres es que en Letonia nadie puede recoger su regalo sin cantar una canción o recitar un pequeño poema ante los demás familiares y amigos. ¿No es una estupenda idea? No solamente para hacer participar a todos en la celebración, también para hacerla mucho más divertida, sobre todo en los hogares en los que hay niños a los que pueda gustar especialmente esa iniciativa.

Noria

Noria © Live Riga

Viendo estas imágenes de su capital, Riga, tan bonita nevada y engalanada para las celebraciones festivas, ¿no apetece visitarla?

Imagen de cabecera: © Live Riga

Más información»
Todas las categorías Todos los lugares Todas las clasificaciones

Lista de entradas