Menú de navegación
All’amatriciana

All’amatriciana

Amatrice

La gastronomía italiana es una de las más, si no la más conocida y apreciada a nivel mundial. En todas partes conocemos sus recetas y solemos elaborarlas, siguiendo más o menos fielmente las directrices originales.

Pero lo que muchas veces no conocemos son los orígenes de esas recetas tan famosas e internacionales. Eso sucede con la llamada pasta all’amatriciana, generalmente bucatini o spaghetti acompañados por una salsa realizada con papada de cerdo ahumada (guanciale) o en su defecto panceta, tomate y queso de oveja (pecorino). Originariamente la preparaban los pastores con los ingredientes de los que disponían, tocino ahumado y queso de oveja, y más tarde se le añadió el tomate.

El nombre proviene de la ciudad medieval llamada Amatrice, perteneciente al Lazio, cuya capital es Roma y que se encuentra bastante cerca de ésta. El contacto continuo entre ambas localidades y el hecho de que muchos de los propietarios de establecimientos que ofrecían alojamiento y comidas en Roma fueran originarios de Amatrice hizo que se identificase «matriciano» con las casas de hospedaje y comidas,  y posteriormente la buena aceptación de la receta que allí servían hizo que la gastronomía romana tomase como propio el plato, que ahora está considerado una de sus especialidades.

La hermosa ciudad de Amatrice tiene la peculiaridad de estar muy cerca de la frontera con otras tres regiones, Umbria, Marche y Abruzzo y de tener a pocos kilómetros un bello lago artificial llamado Lago di Scandarello.

Lago di Scandarello (Amatrice)

Lago di Scandarello (CC Motoitinerari)

Imagen de cabecera: Amatrice, CC BY-SA-NC Morail en Flickr.